Periodo de adaptación

El periodo de adaptación es un proceso mediante el cual el niñ@, va elaborando, la pérdida o ganancia que supone separarse de su entorno familiar, hasta llegar poco a poco a conseguir una aceptación de la nueva situación.

Tanto volver a la escuela, como empezarla de nuevo y retomar las rutinas, supone un periodo de adaptación. Se trata por tanto de un momento de vital importancia en el entorno educativo para alumn@s, familias y docentes:

 Para los alumnos, deben habituarse a un nuevo entorno en el que pasarán gran parte de su tiempo.

Para las familias, porque han de confiar en la institución educativa y colaborar a que el tránsito sea más fácil.

Para los docentes, porque deben elaborar estrategias y planificaciones adaptadas para l@s alumn@s y tomar estos momentos como situaciones de gran relevancia educativa.

Para ello proponemos actividades motivadoras como garabatear, dónde puedan expresar y disfrutar en grupo.

PERIODO DE ADAPTACIÓN

Durante el mes de septiembre volveremos a la rutina, un cambio que para los más pequeños de la casa es aún mayor si cabe. Y es que el comienzo del curso escolar por primera vez supone una transformación en la vida del menor, que a partir de ahora tendrá que separarse de su familia, salir de su hogar, pasar a un espacio totalmente desconocido que compartirá con otros niños y también adultos.

Este gran cambio va a introducir en el menor nuevas rutinas, que hacerles, nuevas relaciones más allá del entorno familiar y un nuevo espacio donde desenvolverse. Se trata pues, de un gran paso, que al principio siempre suele resultar más estresante y doloroso, pero que poco a poco se va asimilando. De este modo, los pequeños ganarán autonomía personal, aumentando su grado de socialización y ayudando a desarrollar su personalidad. Debemos entender a los niños y otorgarles el tiempo necesario para normalizar la situación.

ESTIMULANDO LOS SENTIDOS CON LUZ NEGRA

A través de los sentidos nuestros niños aprenden sobre el mundo que les rodea, por eso, los trabajamos de forma continuada. Una de las actividades que más les llama la atención son las representaciones con la luz negra y los diferentes materiales de color.

Esta actividad tiene como objetivo principal  disfrutar y estimular los sentidos, el de la vista en particular y también es una forma de explorar la oscuridad y hacer que se sientan cómodos en un entorno sin luz.

¡Lo disfrutaron muchísimo!

NO HAY MEJOR MANERA DE INTERIORIZAR CONCEPTOS QUE EXPERIMENTAR CON ELLOS.

La manipulación y la experimentación desarrollan un importante papel en el aprendizaje de los niños en esta edad,
contribuyendo de este modo a una construcción activa de su propio conocimiento, al desarrollo de la imaginación y de la creatividad.

De esta manera tan divertida estamos trabajando la visión espacial, el descubrimiento de los colores en diferentes texturas,  aumentando nuestra capacidad de concentración y expresión y aprendiendo vocabulario en inglés: esponjas, pinturas y muchas ganas son los ingredientes ideales para aprender mucho de esta nueva lengua que tanto nos llama la atención.